07.DIC Miércoles, 2016
Lima
Última actualización 07:03 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Se la juega

Compartir:

Evita sabotear tu propio negocio

Es frecuente que el personal que atiende al público pierda la calidad de su atención con el pasar de cada día.

La atención al cliente es vital en un negocio.
La atención al cliente es vital en un negocio.

Progresar con Arellano
progresar@arellanomarketing.com

Muchos negocios resultan ser una cámara de torturas para sus clientes por la mala calidad de su atención. Siendo menos dramáticos, pero más realista, podría decirse que estos negocios son candidatos a ahuyentar a sus clientes y a disminuir sus ventas.

La buena calidad de atención es muy importante y básica en todo negocio y si bien debería ser una práctica obvia, el mal servicio es más usual de lo que se podría creer.

Estimado lector, no deje de prestar atención a lo que se percibe del otro lado de su mostrador pues también podría estar sucediéndole esto a su negocio y no se ha dado cuenta.

Algunos ejemplos –digamos– cotidianos son: meseros que conversan entre ellos mientras el pedido se demora en la cocina; tenderos que andan más atentos a partidos de fútbol o que están entretenidos en llamadas por celular en vez de atenderlo; estilistas que alzan constantemente la mirada a ver sus series o telenovelas en pleno servicio de corte. ¿Le ha pasado como cliente? Seguramente se sintió incómodo, y con justa razón.

Ahora imagine una tienda de artículos para bebés con una tendera muy amable, pero que cuando se aburre pone cumbia en la radio, anda en minifalda y no está bien informada sobre la mercadería que ofrece. La experiencia del cliente en ese local no es compatible con el concepto delicado que una tienda para bebés debe tener.

La música, la vestimenta y demás ‘pormenores’ realmente son muy importantes. Si los descuida, podría perder oportunidades de venta; pero si los gestiona bien, podrían ayudarle a ser más competitivo. ¿Está cuidando todos estos aspectos?

Lamentablemente, el trajín del día a día suele generar que se minimice la importancia de la atención y que se pierda el carisma. Sincérese, evalúe cómo está su atención con ojos de cliente y corrija lo que haga falta. ¡Suerte!

TENGA EN CUENTA

- Consumidor exigente
En los últimos años, los peruanos ya no solo priorizan los precios bajos, también evalúan la calidad de los productos y la atención recibida.

- Nuevos consumidores
La ‘Nueva Clase Media’ es el grupo más grande del país (39% del Perú urbano), y también pide buen trato. Ojo, no los subestime.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.