03.DIC Sábado, 2016
Lima
Última actualización 12:34 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Cuestiona a Heredia

Compartir:

Luis Castilla: “Reforma de la educación debe ser profunda”

Ministro de Economía, asegura que está dispuesto a dar mayores recursos para que se cierren brechas y se mejore gestión del sector.

Luis Castilla: “Reforma de la educación debe ser profunda”. (USI)
Luis Castilla: “Reforma de la educación debe ser profunda”. (USI)

Juan José Garrido (director@peru21.pe)
Desde Davos, el titular de la cartera de Economía y Finanzas, Luis Castilla, dice que la gestión Humala está decidida a reformar la educación.

Ministro, uno llega al Foro Económico Mundial, menciona al Perú y se siente abrumado por el recibimiento, el ambiente de optimismo. ¿Cómo se siente como ministro de una economía que se percibe como potencial estrella en el ámbito global?
Me siento, primero, como un peruano muy orgulloso, porque este interés (en Perú) trasciende lo económico. Hemos tenido la premiación de nuestro tenor Juan Diego Flórez al inicio del Foro y vamos a tener también a nuestro principal chef Gastón Acurio.
El interés en la economía peruana ha ido creciendo; hace tres años que vengo consecutivamente a Davos y hay un interés cada vez mayor. Inicialmente, estos foros estaban enfocados en los países grandes de América Latina: Brasil y México. Preguntaban menos por economías más pequeñas como Perú y Colombia. Ahora creo que hay un doble interés: por lo que el país ha logrado –y sigue siendo una economía que atrae a la inversión basada en fundamentos sólidos– y porque nos estamos integrando con los países más dinámicos de América Latina, me refiero a la Alianza del Pacífico.

La mayoría de analistas y bancos de inversión hablan de un “momento de transición hacia un nuevo normal” en la economía global (en términos, por ejemplo, de los precios de los commodities, etc.). ¿Cuál es la visión del MEF respecto a los próximos tres años de la economía? ¿Cuáles son los escenarios sobre los que se está trabajando?
En primer lugar, creemos que ya se tocó fondo. De 2014 en adelante serán años de mayor crecimiento en el mundo. Las estimaciones de los organismos multilaterales apuntan a un mayor crecimiento basado en la recuperación de los países desarrollados. A los países emergentes nos mantienen con un crecimiento similar.
La pregunta central es cuál va a ser la velocidad de esa recuperación y eso va a incidir en un mayor impacto en la demanda externa de nuestros productos, la cual se ha visto mermada el año pasado. Creemos que EE. UU. va a liderar la recuperación, los problemas que se ven en Europa siguen siendo estructurales. Un tema central en el Foro ha sido la desigualdad y cómo abordarla en países como España que tienen tasas de desempleo muy elevadas. Pero el mundo está recuperándose y esto va a incidir favorablemente en Perú.

La mayoría de países emergentes, como los del BRIC, tiene una agenda muy fuerte de promoción de la inversión, de infraestructura, también de programas sociales, y hablan mucho de desregulación, de reducir la llamada “cinta roja estatal”. ¿Cuál es su opinión sobre estos cuatro puntos como agenda de crecimiento?
Estos temas no los enfrentan sólo los BRIC, sino también países como el nuestro. En términos de la efectividad del Estado, de brindar servicios de calidad, de reducir los costos de transacción que enfrentan los ciudadanos y las empresas. Es una agenda compartida. En Perú, estamos empezando a darle mayor velocidad a ese proceso de destrabe de inversiones, esfuerzo que es liderado desde el MEF, pero que es un trabajo coordinado entre los sectores y niveles de gobierno. Tal vez habría que completar esa reforma tratando de usar de manera más importante la tecnología. Muchos países están viendo cómo logran ser más eficaces con un gobierno electrónico. Es un tema muy importante. El segundo punto que mencionabas, vinculado a la infraestructura, es “el” tema central en países que nos hemos insertado en la economía global para sacar ventajas de esta apertura, ya que requerimos reducir los costos logísticos.

Y ya casi hay un consenso de que este proceso tiene que ser público y privado…
Es un consenso total. E incluso yendo a sectores donde antes el siquiera insinuar la participación privada era un pecado, como en salud o educación. Hay estructuraciones que tenemos solo con recursos públicos, pero más allá de los recursos, la gestión privada es fundamental para acelerar procesos y parte de los proyectos que tenemos en agenda, los cuales suman más de 13 mil millones de dólares, muchos van a tener un alto nivel de cofinanciamiento. Pero lo importante es asegurar la calidad del servicio, que lo garantiza el manejo privado. Esto es parte de la agenda de muchos países y parte del interés de los inversionistas, de poder participar en los proyectos que estamos ofreciendo. Hemos conversado con el Foro para usar su plataforma y acercarnos de manera más estructurada a los inversionistas –aquí hay de todo el mundo– y poder planificar una cartera de mediano plazo, ojalá de cinco años, y en eso nos van a ayudar. Hay un compromiso del Foro y una invitación puntual al Perú. Un tercer tema es la mejora en la productividad y la innovación. He estado con expertos de universidades como el MIT donde la innovación –yendo desde la robótica y otros temas– es fundamental. La creatividad, las nuevas tecnologías son temas cruciales que hacen la diferencia entre los países que son prósperos y sobrepasan sus crisis y los que se estacan.

Yendo al tema tecnológico y de innovación, los especialistas en el Foro mencionaban que hay ciertas precondiciones necesarias (por ejemplo, un ambiente institucional muy claro, donde las patentes y regulaciones tengan capacidad de ser puestas en práctica, capacidad de hacer que las leyes funcionen, etc). Otro es un ambiente de negocios más ligero. ¿Cuál es la agenda en Perú? Le pregunto porque uno todavía siente que estamos en una agenda industrial y no de innovación, de tecnología…
Yo creo que es ambas: cómo podemos agregar valor y cómo podemos incorporar conocimiento a los procesos productivos. Y en eso se está trabajando, en un planteamiento que tiene cuatro pilares y que el presidente Humala mencionó cuando fue la conferencia de la ONUDI en Lima. Creo que la agregación de valor, la introducción del uso de conocimiento en los procesos productivos es justamente a lo que está aspirando el Gobierno dentro de sus políticas. Hay una gran apuesta en el Concytec, se han aumentado los recursos, estamos tratando de crear una cultura de innovación de ver los instrumentos que se requieren, se está creando también un fondo para start ups en el Ministerio de la Producción, pero todavía son esfuerzos, digamos, piloto. No se trata solo de crear las condiciones, hemos dado incentivos tributarios: las empresas pueden deducir todo el gasto de investigación y de innovación del pago del impuesto a la renta, pero tal vez debemos ser un poquito más agresivos, viendo que es lo que más funciona.

Ahí la reforma educativa es clave y crucial…
Van de la mano obviamente. Queremos tener el mejor capital humano y, en ese aspecto, creemos que la apuesta que hemos empezado en la educación inicial es fundamental. La marcada lección que nos deja la evaluación de PISA es que si no se aborda de manera integral y profunda una reforma en el sector educativo, no vamos a poder sostener un crecimiento alto en el mediano plazo. La apuesta del Gobierno es esa. Y esto pasa por apostar por la educación inicial, apostar por la educación técnica, la educación superior, donde hay brechas importantes y es un proceso que no se va a ver de la noche a la mañana. El ministro Saavedra está muy comprometido con esta agenda y si se trata de dar mayores recursos, se hará el esfuerzo de dar mayores recursos. Lo importante es que se mejoren las capacidades de gestión.

No puedo dejar de tocar el plano político. En el Perú pareciera que ni bien pasamos un problema, ya comenzamos a sentir otro. Hablo de todos los jugadores: gobierno, prensa, empresarios. Basta con una metida de pata de cualquiera y se genera un gigantesco ruido, para después todos hacer constricciones y decir “bueno, sí tenemos que bajar el ruido”. Tal vez todos tenemos que hacer una autocrítica, pero más allá de eso cómo hacemos para evitarlo y no perder lo ganado.
Yo creo que hay demasiada sensibilidad por esta brecha que existe entre la percepción externa del país y lo que nosotros percibimos internamente. Probablemente, somos demasiado duros con nosotros mismos en las funciones que desempeñamos. Yo creo que la comunicación es muy importante justamente para que no se magnifiquen o se creen mitos o leyendas urbanas. En el Gobierno se ha trabajado muy fuerte para tratar de hacer las cosas de la mejor manera, estamos – como digo siempre– a la mitad del partido, sembrando para poder cosechar más adelante. Hay importantes proyectos que estamos impulsando, hay políticas de Estado que se están consolidando, en el tema social, en el tema productivo, se están abordando reformas de Estado. Este año vamos a impulsar la reforma al sistema de compras públicas, está la implementación de la ley de Servir, el ordenamiento de la planilla pública. Entonces, yo creo que son procesos de cambios. Uno no ve resultados en el corto plazo, pero hay una agenda clara de objetivos en el mediano plazo. Hay que ver más las acciones que la retórica y construir espacios.

Sin duda, porque cuando uno mira y escucha acá en Davos a los diferentes países, es difícil identificar a uno que tenga tasas de crecimiento como la nuestra, con reducciones de pobreza y de desigualdad como las nuestras, todo al mismo tiempo… No creo que haya más de cuatro o cinco países en el mundo que puedan tener esas tres cosas en común; sin embargo, uno siente que tal vez podríamos estar haciendo más. ¿Hay forma de hacer una agenda en común? ¿O eso es algo con lo que tenemos que aprender a convivir?
No, yo discreparía con eso. Creo que hay una agenda: todos queremos un país que crezca, que sea estable e inclusivo. En eso hay un consenso de todos los actores de la sociedad peruana, el Gobierno, la oposición, el sector privado, el sector académico, la sociedad civil. Hay consenso de los objetivos a lograr y hay consenso de que el status quo no es suficiente.

EL PERÚ EN DAVOS

- Hay interés
El premier César Villanueva aseguró que, durante la reunión anual del Foro Económico Mundial que se realiza en Davos, Suiza, hubo interés de empresarios extranjeros por invertir en Perú.

- Sectores atractivos
Hay expectativa por desarrollar proyectos en Perú sobre eficiencia energética, nuevas tecnologías para aplicaciones en energía, turismo, ciencia, entre otros, refirió Villanueva.

- En vitrina
El ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, presentó la cartera de proyectos en su sector. Se promovieron, sobre todos, las centrales hidroeléctricas y las iniciativas para trabajar con energía solar.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.