Lunes 20 de octubre del 2014

Última actualización: 05:47 pm

TIEMPO EN LIMA:

20°

COMPRA: $2.9010

VENTA: $2.9030

Además:

Miércoles 16 de enero del 2013 | 08:01

Banco Central compró US$300 millones para evitar mayor caída. Divisa tocó ayer el mínimo de S/.2.539 y cerró en S/.2.542.

(USI)
(USI)

Para evitar que la cotización del dólar cayera con fuerza, el Banco Central de Reserva (BCR) realizó ayer otra importante intervención en el mercado cambiario y adquirió US$300 millones.

Con esta nueva compra, el billete verde, que durante la sesión había tocado el mínimo de S/.2.539, se recuperó y cerró el día en S/.2.542.

En solo dos días, el ente emisor ha adquirido US$650 millones y acumula compras por US$1,130 millones en lo que va del año.

De acuerdo con Mario Guerrero, analista de Scotiabank, lo que está ocurriendo es que hay más empresas interesadas en cambiar sus dólares a soles para adelantarse al periodo del pago de impuestos.

Por ello, estimó que hasta abril se observará un dólar con tendencia a la baja, que cotice en S/.2.53, para cerrar el año por debajo de S/.2.50.

Refirió además que, habitualmente, en febrero y en marzo el BCR realiza las mayores intervenciones pues, por la cercanía del pago de utilidades, hay más empresas cambiando sus dólares a soles.

SABÍA QUE

– Retroceso
En lo que va del 2013, el billete verde se ha depreciado en 0.39%. Durante 2012 cayó 5.38%.

– Podría subir
En febrero podría haber un “hipo cambiario” por debate del tope de la deuda en EE.UU., dijo Scotiabank.

  • Peru21.pe no se responsabiliza por los comentarios publicados, que son autoría de los usuarios que los firman.
  • Los usuarios asumirán toda responsabilidad frente a terceros por cualquier daño o perjuicio que el contenido de sus comentarios pueda causar, incluyendo responsabilidades de tipo civil, administrativo y/o penal, o infracciones a derechos de autor o de marca, o cualquiera sea su naturaleza.
  • Peru21.pe se reserva el derecho a eliminar los comentarios que se consideren fuera de lugar y/o que puedan atentar contra las políticas internas de la empresa, sin necesidad de comunicación previa al usuario.