02.DIC Viernes, 2016
Lima
Última actualización 09:30 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Sigue bajando

Compartir:

Noticias

2011-12-25

Es más común de lo que cree: celebraciones como la Navidad y Año Nuevo se convierten en estímulos negativos que impactan seriamente a las personas. “Es un contraste difícil de asimilar”, explica Rafael Del Busto, psicólogo de la Universidad Católica Sedes Sapientiae. “Muchos sufren porque no tienen a sus seres queridos, ya sea porque están lejos o fallecieron. En varios casos, hasta los villancicos pueden deprimir”, apunta el especialista. También existen otras causas como la situación financiera (no poder comprar regalos a los hijos, por ejemplo), padecer alguna enfermedad grave, vivir solo, en fin. Motivos plenamente humanos y comprensibles.