Archivo del día 2017-07-29- Perú21
16.AGO Miércoles, 2017
Lima
Última actualización 06:37 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

En capilla

Compartir:

Noticias

2017-07-29

Transcurrido oficialmente el primer año de la gestión del presidente Pedro P. Kuczynski, habría que decir que, en las circunstancias dadas, el resultado ha sido mixto.

La vocación del presidente de abrirse frentes de manera gratuita ha quedado clara. Si hemos de guiarnos por sus comentarios al discurso, es evidente que PPK no mide los riesgos y es consciente de los frentes que abre. Ayer, por ejemplo, quiso bromear con el apellido de la Sra. Zavala y con los juegos panamericanos.

El mensaje del presidente Kuczynski no abordó la huelga de los docentes. Los paros y marchas de profesores por aumento de sueldos no son novedad. Lo nuevo es su relación con los gobiernos regionales, su discurso anti Sutep, la presencia del Movadef y la vacilación gubernamental. El tema de mejoras de sueldos es acompañado por la preocupación de los profesores rurales –menos calificados– de ser cesados en la evaluación del próximo año. Al ser una protesta no convocada por el Sutep, su intención rupturista se muestra transparente. La complicidad de los gobiernos regionales, por temor y también como protesta contra el centralismo, favoreció las movilizaciones.

Al mensaje del presidente Pedro Pablo Kuczynski le faltó ser más político, debió hablar de la educación, de la huelga de los ultras en el sur, de la reforma política. Me pareció un discurso de directorio, cuando debió ser un discurso ante el país. La autocrítica que hizo fue leve, muy pasadita por agua, de tres líneas y usando el adverbio “quizás”. Me parece que no fue una autocrítica convencida. Además, no todo ha sido por el fenómeno de El Niño costero y Lava Jato. Para mí, la gestión de Alfredo Thorne al frente del MEF fue deficitaria. La situación económica pudo haber estado mejor y PPK no estaba aprendiendo. También extrañé reformas importantes, de gran calado. Salvo el anunciado proyecto de ley sobre el CNM (Consejo Nacional de la Magistratura), los otros cuatro proyectos son de procedimientos administrativos. El referido a Sunafil es un poco coyuntural debido el incendio en Las Malvinas y la propuesta sobre la autoridad única del transporte se caída de madura. Se agradece que haya sido corto, pero esperaba más entusiasmo. Tampoco quería los goles de media cancha de Velasco. En general, no estuvo mal escrito, ni fue un mal discurso. Tuvo un gesto bonito al reconocer a los que participaron en la emergencia. Yo le pondría un 13, 14 de nota.

Es de esperar que nuevos vientos se infiltren en la gestión del presidente: más sintonía con la gente, menos preferencia selectiva por el grupo de amigos –que se refleja en el reciente cambio de ministros– y mayor voluntad para gobernar.

Así decía Tomás en la campaña. El discurso no fue como para inspirarnos sobre el futuro de nuestros hijos. Pero creo que fue bueno.

La minería es fundamental para la economía: representa un octavo del PBI y 60% de las exportaciones. Para volver a crecer más del 4%, el Perú debe desarrollar su vasto potencial minero.

Vengo de ver la alucinante (esa es la única palabra posible, me perdonarán) revolución de la mandarina en la costa peruana. Estamos criando, cosechando, empacando y exportando millones de kilos de mandarina que se van, sobre todo, a Europa, Estados Unidos y en los últimos años también China. Esto genera decenas de miles de empleos temporales y miles de empleos permanentes, con una mayoría visible de mujeres. En Chincha, como en Chao, he visto una interminable producción de mandarinas que en estos días de Fiestas Patrias no para, continúa pagándole a la gente que decide chambear en su feriado, y sigue. No puede parar. Tiene una fila de camiones esperando que el producto sea cargado en sus tolvas para ser llevado a puertos, a barcos y al resto del mundo. Desde el Alto Larán hasta Pekín, el negocio exige mantener una cadena de frío, la mandarina viaja todo el tiempo como si estuviera dentro de un refrigerador. Un solo árbol peruano de menos de 5 años, si se le nutre y se le mantiene sano, llega a tener 2 mil mandarinas colgadas de sus ramas. Me he comido unas 20 en estos días, no tienen pepa, son dulces, fáciles de pelar, algunas más bonitas que otras pero todas deliciosas. Me he curado de gripes, he calmado la sed y las ansias de dulces, he disfrutado. Me he sentido orgullosa del Perú, como siempre.

Cuando un talentoso diseñador desesperado por reconocimiento –algo más que desesperado, ciertamente– es descubierto impecablemente en su estúpida estafa, se inicia el usual y automático linchamiento en las redes sociales, pero lo que ninguno de los que están lanzando las piedras digitales sospecha es que más de una de las piedras ofendidas podría ser equiparada al blanco al que estas precisamente se dirigen: me refiero al evidente deseo –no siempre ansioso– de coleccionar la mayor cantidad posible de “me gusta”, es decir, de puntos de reconocimiento.

Segundo año de PPK: la perspectiva climática y su respuesta económica lucen, ambas, halagüeñas.