Archivo del día 2017-07-11- Perú21
28.JUL Viernes, 2017
Lima
Última actualización 01:54 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Mensaje al Perú

Compartir:

Noticias

2017-07-11

Una polémica elección en el Partido Aprista enfrentó a sus congresistas. Mauricio Mulder defiende la legitimidad y validez de ese proceso.

Hoy, como sabemos, se reúnen en Palacio el mandatario Pedro P. Kuczynski y la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori. La cita se produce a pesar de que la iniciativa fue vista, por algunos, como una “presión” del fujimorismo y que la respuesta no cayó bien en distintos sectores. En todo caso, y salvo por una razón extraordinaria, se reunirán hoy ambos líderes y la pregunta clave es: ¿qué esperar del cónclave?

Ayer vi cómo les robaban a los heridos y a los muertos del accidente en el cerro San Cristóbal. Era negocio fácil. Por eso es que algunos de ellos no pudieron ser identificados.

-Esta cumbre Keiko-PPK no es tecnocrática: es política. Su fin último debe ser una tregua, amén de algunos acuerdos legislativos: lo ideal sería acordar la vital reforma laboral. Y ese tratado de paz debería pasar por acordar un “gabinete conversado” (apoyado por un 69%, según Datum ayer) y el indulto (57%, ídem).

Una economía crece cuando produce más. Por lo general, ello ocurre cuando aumenta la demanda por lo que se produce; la demanda puede ser interna (se compra más dentro del país) o externa (nos compran más desde el exterior). La demanda interna está compuesta por el consumo y la inversión, en ambos casos, pública y privada.

Como para muchos, mis expectativas sobre el encuentro de hoy entre el presidente de la República y la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, no son las más auspiciosas. La premisa principal para que un diálogo sea productivo es llegar a él con convicción y un propósito auténtico de arribar a un acuerdo. Este, lamentablemente, no parece ser el caso. Ambos llegan forzados por las circunstancias: Fujimori, presionada por las iniciativas políticas en las que el hermano viene ganándole, y el presidente, con el evidente desgano del que pareciera no tener claro qué proponer al mismo tiempo de transmitir la sensación de sentirse, por momentos, más bien acorralado.

Columnista invitado