Archivo del día 2017-07-05- Perú21
28.JUL Viernes, 2017
Lima
Última actualización 09:50 am
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Mensaje al Perú

Compartir:

Noticias

2017-07-05

La bancada de Fuerza Popular le abrió un proceso disciplinario a Kenji Fujimori y, al respecto, la congresista Lourdes Alcorta señaló que en dicho partido no hay dos bandos. Asimismo, cuestionó la forma en que el presidente Pedro Pablo Kuczynski contestó el pedido de diálogo de Keiko Fujimori y la calificó de “poco elegante”.

Todo peruano que ponga al país por encima de las ambiciones o rencillas personales debería estar esperanzado con la cumbre Pedro P. Kuczynski-Keiko Fujimori. Si de encontrarle tres pies al gato se trata, hay madera para cortar en ambos lados; y claro, no han faltado quienes señalen los mensajes escondidos en las cartas, la menudencia en lo que hasta hace poco parecía improbable.

No hay ruptura en Fuerza Popular. Al menos no una que vaya a producir una separación sensible o perceptible en términos de votaciones, pareceres y declaraciones. Son, por las razones que se quiera, la bancada combi más sólida de la representación nacional. Y digo bancada combi porque AP y el Apra son bancadas enanas pero no están llenos de “invitados” advenedizos como todas las demás (FA, PPK y APP). Esto, por supuesto, no quiere decir que no haya problemas y diferencias –a veces muy duras– al interior de ese partido como los hay en todos los demás.

-¡Vaya pulso que se verá en los naranjas con Kenji sometido a Disciplina! En cualquier partido hubieran hace rato hecho lo mismo con un militante tan díscolo, pero este es un príncipe Fujimori, aparentemente alentado por su padre. Las despechadas y erráticas Vilcatoma y Donayre se fueron antes de que las procesen… ¿Kenji asistirá? ¿Y acatará la inevitable reprimenda que le darán?

Lograr una reconstrucción sin corrupción parece ser uno de los pocos propósitos que hoy unen a los líderes del oficialismo y Fuerza Popular. No solo sus equipos trabajaron ‘codo a codo’ en la elaboración de la Ley de Reconstrucción, sino que ese es el objetivo concreto que Keiko Fujimori ha planteado abordar al presidente en su próxima reunión.

¡Es tan agradable hacer cosas en las que uno cree! Mejor si uno las expone ante el mundo como parte de una batalla, desde una trinchera, armado con argumentos, justificaciones, procedimientos, banderas y la infaltable lealtad a un liderazgo providencial. La inercia, la imitación y la credulidad son, sin embargo, el modo espontáneo de la mente humana.

Kenji Fujimori –el congresista más votado en la última elección con 326,037 adherentes– ha salido con fuerza inusitada a la palestra política, apoyándose en el interesado entusiasmo de algunos medios periodísticos. El hijo del ex presidente Fujimori tiene un ‘monopropósito’ manifiesto: sacar a su padre de la cárcel. Para sus pares, peca de ingenuidad en creer que siendo obsequioso con el gobierno y con los medios que alucinan hasta el extremo a Alberto Fujimori, convencerá y logrará que salga de prisión.