Archivo del día 2017-05-23- Perú21
17.AGO Jueves, 2017
Lima
Última actualización 07:48 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

"Regresen a clases"

Compartir:
Presentan moción para interpelar a la ministra Marilú Martens

Noticias

2017-05-23

Una sucesión de hechos llevó a renunciar al vicepresidente de la República, Martín Vizcarra, al Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC). Su manejo del contrato y la adenda para la construcción del aeropuerto de Chinchero, Cusco, fue su cruz. El congresista Víctor Andrés García Belaunde comenta el caso.

Hizo bien el presidente Kuczynski al aceptar la renuncia del ministro (y primer vicepresidente) Martín Vizcarra a la cartera de Transportes y Comunicaciones. De no renunciar, su censura era, además de inminente, necesaria. Y es que la seguidilla de desaciertos no podía culminar en una aparición mediática para, como quien pide un café, sostener: “Hemos decidido dejar sin efecto el contrato y la adenda de Chinchero”. No es así, y no debe ser ni tan fácil ni gratuito. Para empezar, ya la empresa Kuntur Wasi, a los pocos minutos de la decisión, adelantó que evaluará seguirnos (ya que al final el Estado somos nosotros) acciones legales.

Se fue Martín Vizcarra, se canceló el contrato de Chinchero y la adenda y, sin embargo, el fujimorismo pide que Vizcarra renuncie a la vicepresidencia. Y lo hacen público aun cuando no está entre los denunciados por Contraloría y los fujis saben que es un hombre honesto y profesional y que su exigencia es por completo desproporcionada. Recuerde, PPK: 72 votos son todas las “razones” que necesitan.

-Búsquese un muy añejo anhelo regional como tallarín saltado. Que este plato “aeropuerto” esté ubicado sobre una hornilla de la cocina que se sienta postergada, albergue eternos resentimientos históricos contra los Limones y crea que este platillo la va a hacer rica de la noche a la mañana. Permita que el maitre anterior Ollanta elabore un chaufa pésimo (dicen que el mejor chef acompañante es el actual funcionario de Ositran José Antonio Gutiérrez Damazo, quien habría sido quien precisamente redactó este contrato cuando ocupaba el cargo de estructurador de APPs en Proinversión. Espero que no lo haya también supervisado cuando pasó a Ositran). Consígase de mozo a una empresa con escasa espalda financiera, pero es un “floro” para prometer dinero para el restaurante. Añádase unas pizcas de gobierno dubitativo. Cómprese el pleito ajeno del mozo. Eche unas cucharaditas de lobby femenino y permita la entrada de mujeres golosas a la cocina. Demórese en alejar familiares de la cocción. Adorne con unas naranjas de demagogia. Permita que el duro crítico gastronómico Vitocho haga una reseña. No se confíe en el jefe de comedor Alarcón, del que se sospecha le gusta mucho la película “La Naranja Mecánica”. Defienda a capa y espada su “aeropuerto”, para después salir inesperadamente a decir que es un bodrio antes que el jefe de comedor se le ponga salsa. Finalmente, exponga por gusto e incinere a su maitre Vizcarra en el horno del Congreso. ¡Voilá, el chef PPK ya tiene listo un “aeropuerto” exquisito, picante como el plato típico cusqueño chiri uchú (ají frío)! Cusqueño que estás a favor de hacer el aeropuerto de Chinchero con la fórmula Kuntur: cuando votes, acuérdate que la izquierda y Acción Popular fueron los que rompieron el plato.

Durante el primer trimestre de este año, la inversión privada cayó en 5.6%, mientras que la pública lo hizo en 16%. La inversión y las exportaciones son el motor del crecimiento de la economía peruana. La economía creció 2.1% en el mismo periodo gracias al aumento de las exportaciones de 12.2%, en particular de la minería, que creció en 17.2%.

En solo unas horas, el tema Chinchero recolocó a los actores políticos y técnicos del proyecto, desnudó una vez más las debilidades del Ejecutivo y pone en cuestionamiento el modelo APP. Martín Vizcarra ya no es ministro de Estado. El consorcio Kuntur Wasi se quedó sin la concesión del aeropuerto no sin antes anunciar acciones legales por incumplimiento de contrato. El Cusco anuncia un paro indefinido.