Lunes 20 de octubre del 2014

Última actualización: 07:26 pm

TIEMPO EN LIMA:

18°

COMPRA: $2.9010

VENTA: $2.9030

Además:

Sábado 23 de marzo del 2013 | 19:35

Campaña de la Sociedad Nacional de Pesquería pone a disposición del público, desde hoy hasta el miércoles 27 de marzo, productos como jurel, anchoveta o sardina peruana, caballa y pota a solo S/2.50 el kilo.

(USI)
(USI)

Unas 49 toneladas de pescado congelado de variadas especies serán comercializadas en 22 puntos de venta en todo el Perú, en el marco de la campaña ‘Pescado Santo’, que se inició hoy y que se prolongará hasta el miércoles 27 de marzo por motivo de la Semana Santa.

Productos como jurel, anchoveta o sardina peruana, caballa y pota en sus presentaciones de congelado y conservas estarán disponibles al público en Chicama (La Libertad), Arequipa, Huacho (Lima), Huánuco, Pisco (Ica), Cajamarca, Chimbote (Áncash), Ayacucho y El Callao.

En la capital, los distritos donde se realizará la venta son: Ventanilla (Pachacútec), Villa María del Triunfo, San Juan de Miraflores, Comas, Breña, Puente Piedra, Magdalena e Independencia.

Dicha iniciativa, promovida por la Sociedad Nacional de Pesquería, se desarrolla en el marco de las actividades de promoción de consumo humano directo y con el compromiso de llevar el pescado, alimento de alto valor nutritivo, a los peruanos que más lo necesitan.

El pescado se venderá desde S/.2.50 el kilo y tres conservas de pescado –de las 91,200 latas que serán distribuidas– se podrán adquirir al precio de S/.5.00.

  • Peru21.pe no se responsabiliza por los comentarios publicados, que son autoría de los usuarios que los firman.
  • Los usuarios asumirán toda responsabilidad frente a terceros por cualquier daño o perjuicio que el contenido de sus comentarios pueda causar, incluyendo responsabilidades de tipo civil, administrativo y/o penal, o infracciones a derechos de autor o de marca, o cualquiera sea su naturaleza.
  • Peru21.pe se reserva el derecho a eliminar los comentarios que se consideren fuera de lugar y/o que puedan atentar contra las políticas internas de la empresa, sin necesidad de comunicación previa al usuario.