23.JUN Viernes, 2017
Lima
Última actualización 10:24 am
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Toma la posta

Compartir:

Ley de Retorno: Trabas en la norma desaniman regreso de peruanos

Tres millones y medio de peruanos emigraron desde 1990 y solo han vuelto 265 mil, quienes señalan que hay mucha burocracia para acceder a beneficios.

Ley de Retorno: La mayoría sale del país cuando es joven para buscar mejores oportunidades. (Nancy Dueñas)
Ley de Retorno: La mayoría sale del país cuando es joven para buscar mejores oportunidades. (Nancy Dueñas)

Ha pasado un año y dos meses desde que el odontólogo Richard Jaramillo Domínguez intenta regresar al Perú, acogiéndose a la Ley de Retorno, pero hasta ahora no puede lograr su objetivo.

El problema: las trabas de la normatividad vigente para que pueda traer consigo los equipos médicos con los cuales ejercía en España. Los encargados le exigen una autorización, pero no definen qué dependencia es la que debe pronunciarse sobre el tema. Lo cierto es que pasa el tiempo y nadie resuelve su problema. En tanto, Richard Jaramillo, cada vez más decepcionado, sigue a la espera.

“La Ley de Retorno es una farsa para los médicos que queremos traer al Perú nuestras pertenencias. Según la norma, el traslado de nuestros instrumentos, herramientas y equipos debe ser gratuito, pero en la práctica eso no se cumple. La ley nos alienta a regresar, pero no nos da ninguna facilidad”, explicó Jaramillo.

Pero este no es un caso aislado. Según la Defensoría del Pueblo, en situación parecida se encuentran muchos peruanos que daban servicios médicos en el extranjero o que ejercían en un spa o una peluquería y no pueden traer sus equipos.

Además, en la cuenta de Facebook de la Ley de Retorno, quienes regresaron al Perú también advierten a sus compatriotas, todavía en el extranjero, que no traigan refrigeradoras, impresoras, faxes o hasta colecciones de discos, pues en Migraciones les exigirán licencias especiales, cuya tramitación es demasiado engorrosa y hasta más costosa que los propios implementos.

“Pero no es solo eso. Ningún profesional que estudió en el extranjero puede homologar sus títulos acogiéndose a esta ley. Igualmente, nos impiden ingresar autos diésel o de más de cinco años de antigüedad, pese a que están en buen estado. La norma no contempla tampoco el tema de las pensiones. Al final, resulta igual regresar sin acogerse a esta Ley de Retorno porque no hay ningún beneficio”, lamentó Jaramillo.

FALTA REGULACIÓN
Gisella Vignolo Huamaní, adjunta para los Derechos Humanos y las Personas de la Defensoría del Pueblo, señaló que diversas asociaciones civiles de retornantes también se quejan porque son capacitados por el Estado para formar microempresas, pero no les dan facilidades para acceder a un crédito.

Otros no consiguen trabajo por la alta calificación que tienen y la falta de reconocimiento de su carrera en el país.

La especialista afirmó que aunque, efectivamente, la Ley de Retorno determina incentivos migratorios y facilidades tributarias y no tributarias para que los retornantes se reinserten en el mundo laboral peruano, en la práctica estas facilidades no se están cumpliendo porque no hay una normativa específica que se pueda poner en marcha para que se den estas facilidades.

“La mayoría de gente que viene para continuar el trabajo que ejercía en el extranjero tiene este problema. La situación es recurrente y la mesa de trabajo que creó la Cancillería para ver la situación de los migrantes está al tanto”, aseguró.

Ante esta situación, dijo que se debería hacer el cambio del marco normativo y coordinar con todos los sectores del Estado que están involucrados en la materia para que los beneficios tengan un mayor impacto.

“No basta con una norma que señale facilidades para acceder a beneficios, sino principalmente que estos puedan constituir un apoyo real al peruano que decide retornar y que los mismos se ajusten a su realidad”, manifestó.


BENEFICIOS DE LA LEY
Al respecto, el ministro Jaime Sparks, subdirector de Asistencia al Nacional de la Cancillería, defendió la Ley de Retorno y dijo que esta sí ofrece una serie de beneficios para los retornantes.

Aunque reconoció que hay restricciones para ciertos equipos especializados, por su antigüedad o descontinuación, aseguró que quienes cumplen con todos los trámites pueden ingresar sus equipos al país de manera gratuita, beneficiándose con la norma.

“Eso (las restricciones) es por un tema de calidad, pero lo más importante es que, a diferencia de otros peruanos, los que regresan acogiéndose a la ley tienen acceso a capacitación, asesoría y fortalecimiento de capacidades para que puedan acceder al medio laboral peruano, así como descuentos en algunos trámites para que sus hijos puedan convalidar sus estudios”, precisó.

El ministro señaló que, desde que se puso en marcha la Ley de Retorno, unos 10 mil peruanos han realizado el prerregistro para obtener la tarjeta de migrante retornado y 2,492 peruanos ya tienen ese documento.

Si bien reconoció que, efectivamente, la ley no incluye el tema de la seguridad social, Sparks detalló que la Cancillería está trabajando en convenios bilaterales para la exportación de pensiones y, a la fecha, ya se tienen convenios con España, Portugal y diversos países de América Latina. “Además, se trabaja para suscribir convenios en aquellos países donde hay más peruanos”, enfatizó.

EMIGRACIÓN DISMINUYE
Según la Cancillería, a la fecha se calcula que tres millones y medio de peruanos residen en el exterior y solo han retornado 265 mil personas.

José Iván Dávalos, jefe de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en el Perú, señaló que en los últimos años la cifra de peruanos que emigran y no regresan ha disminuido. Sin embargo, “es un mito” decir que regresan muchos.

“En los últimos 20 años, los flujos de emigración son cinco veces mayores que los flujos de retorno. Regresan en una cantidad esperable y no espectacular”, indicó.

No obstante, sostuvo que “se puede decir que la mayoría de los peruanos que emigró actualmente tiene mejores condiciones de vida que las que pudiera haber tenido si se quedaba en el país”.

PARA TENER EN CUENTA

  • Según la OIM, la mayoría de peruanos que salen del país son jóvenes (entre 18 y 35 años) y tienen educación superior; eso les permite insertarse en mejores condiciones.
  • Sin embargo, en la mayoría de casos los distintos profesionales no pueden ejercer y trabajan en oficios menores.
  • El 70.9% de los peruanos emigró para hallar mejores oportunidades laborales y el 60% cuenta con un seguro de salud.

Por: Mariella Sausa (msausa@peru21.com)



Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.