04.DIC Domingo, 2016
Lima
Última actualización 11:20 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

¡Alta tensión!

Compartir:

Áncash: Policías en estado de ebriedad atropellaron a dos madres de familia

Dos suboficiales de tercera se encontraban bajo los efectos del alcohol cuando embistieron a las mujeres. Uno de ellos se dio a la fuga.

Erick Salazar Cóndor y Airton Gálvez Zúñiga son los nombres de los efectivos que afrontarían un proceso penal. (Canal N)
Erick Salazar Cóndor y Airton Gálvez Zúñiga son los nombres de los efectivos que afrontarían un proceso penal. (Canal N)

Dos policías, quienes se encontraban en estado de ebriedad, atropellaron a dos madres de familia este martes en la mañana en Chimbote, (Áncash). El vehículo con el que cometieron la infracción es de color blanco y de placa BK-5454.

Las agraviadas — de acuerdo con El Comercio — fueron identificadas, como Alina Julia Rodríguez (43) y Éricka Romero, quien se encuentra embarazada. En tanto, los agentes del orden responden a los nombres de Erick Salazar Cóndor (chofer de la unidad) y Airton Gálvez Zúñiga (copiloto). Ambos son suboficiales de tercera.

Un video aficionado muestra los momentos en que los ciudadanos retiran arrastrando al piloto de la unidad para que no fugara. Sin embargo, Gálvez Zúñiga sí pudo huir de la escena. Hasta el cierre de esta nota, se encuentra como no habido. Minutos antes, ambos intentaron escapar en el automóvil.

El accidente ocurrió al frente de la institución educativa N°89007 en donde agentes de la Policía Nacional se acercaron para tomar el control de la situación. No obstante, según Canal N, los ciudadanos de la urbanización 21 de abril denunciaron la pasividad con la que actuaron.

Erick Salazar Cóndor fue conducido a la comisaría 21 de abril para las diligencias del caso. Además, El Comercio informó que el jefe de la División Policial de Chimbote — William Méndez Pacheco — anunció que el dosaje etílico que se le practicó al detenido arrojó positivo, pero que falta conocer el grado de alcohol en la sangre.

Se supo también que de encontrar culpabilidad en los dos agentes de la PNP, se les dará de baja y afrontarían un proceso penal por el delito de peligro común al conducir en estado de ebriedad.

“Tenemos que proceder con las normas, no vamos a protegerlos. Aquí no hay un falso espíritu de cuerpo”, declaró Méndez Pacheco para el diario.

Más información


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.