28.NOV Viernes, 2014
Última actualización 12:57 pm

LA PORTADA DE HOY

Gobierno sabía

Compartir:
Además:

En los alrededores de las avenidas Wilson y Uruguay, en el Centro de Lima, sujetos ofrecen clases para robar contraseñas, señal de internet, y hasta TV por cable. Cobran S/.200 por capacitaciones de dos días.

(Canal 2)
(Canal 2)

Si el crecimiento de las estafas y delitos cibernéticos no era suficiente, ahora estas malas artes se difunden como si de una carrera técnica se tratara. Según un informe de 90 segundos, se dictan cursos para ‘hackear’ claves de internet y hasta para robar señal de televisión por cable.

Estos ‘maestros’ de los delitos informáticos ofrecen sus servicios en los alrededores de las avenidas Wilson y Uruguay, en el Cercado de Lima. Venden software a solo S/.30 y capacitan a los aspirantes a ‘piratas’ con clases de dos días a solo S/.200.

“El (programa) BEINI es más efectivo. Te rompe las redes inalámbricas y te da el IP de las máquinas para que tengas internet gratis”, ofrece uno de los sujetos. “Es fácil, rápido y sin tantos clics”, dice otro, a manera de publicidad.

En algunos de sus locales tienen improvisadas aulas donde un experto dicta el curso paso a paso sobre cómo cometer sus fechorías. En el colmo de la desfachatez, se promocionan como institutos superiores tecnológicos, revalidados por el Ministerio de Educación.

Lo más peligroso es que, con estos conocimientos, delincuentes pueden usar las redes de personas incautas para cometer delitos como el phishing, la ‘clonación’, o incluso para armar redes de pornografía infantil, entre otros.

  • Peru21.pe no se responsabiliza por los comentarios publicados, que son autoría de los usuarios que los firman.
  • Los usuarios asumirán toda responsabilidad frente a terceros por cualquier daño o perjuicio que el contenido de sus comentarios pueda causar, incluyendo responsabilidades de tipo civil, administrativo y/o penal, o infracciones a derechos de autor o de marca, o cualquiera sea su naturaleza.
  • Peru21.pe se reserva el derecho a eliminar los comentarios que se consideren fuera de lugar y/o que puedan atentar contra las políticas internas de la empresa, sin necesidad de comunicación previa al usuario.