04.DIC Domingo, 2016
Lima
Última actualización 01:00 am
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

"Gobierno no genera confianza"

Compartir:

El 40% de personas diagnosticadas con el VIH abandona el tratamiento

En el Perú, 72,000 personas viven con el virus de la inmunodeficiencia humana, pero de ellas unas 20,000 aún no lo saben.

El 40% de personas diagnosticadas con el VIH abandona el tratamiento. (USI)
El 40% de personas diagnosticadas con el VIH abandona el tratamiento. (USI)

El Perú está trabajando intensamente para que un mayor número de personas conozca su diagnóstico de VIH y acceda al tratamiento tempranamente. El objetivo es que en el año 2020 el 90% de las personas con el VIH sepan que tienen la enfermedad, reciban tratamiento y controlen el mal. Sin embargo, la meta aún está lejana.

Según estimaciones del Ministerio de Salud (Minsa), en el Perú unas 72,000 personas viven con el VIH, pero de ellas unas 20,000 aún no conocen su diagnóstico y, aunque 40,314 personas ya reciben el tratamiento gratuito que ofrece el Estado, otras 25,000 aún no acceden al mismo.

Patricia Segura, coordinadora de la Estrategia Sanitaria Nacional de Prevención y Control de Infecciones de Transmisión Sexual y VIH y Sida, señaló que en el Perú el 60% de personas que son diagnosticadas con VIH se adhieren al tratamiento, pero un 40% lo abandona por diversas razones.

“El estigma de tener VIH aún es fuerte. En algunos casos las personas diagnosticadas podrían recibir tratamientos cerca a su casa, pero prefieren viajar a otro lugar para no ser identificados. En otros casos, las personas se sienten saludables y piensan que pueden dejar el tratamiento, pero se exponen a que las medicinas tradicionales ya no le hagan efecto y se tenga que buscar esquemas más complejos y caros”, advirtió.

[Sida: Cerca de 2,5 millones de personas se infectan cada año de VIH]

Por ello, Segura recomendó que las personas diagnosticadas no abandonen el tratamiento. “Desde 2004, el tratamiento es gratuito en todos los establecimientos del Minsa del país. Las pruebas de VIH también son gratuitas y confidenciales y ahora solo tardan 20 minutos”, acotó.

Todos deben hacerse la prueba

De acuerdo con las estadísticas del Minsa, la prevalencia del VIH en la población general es de solo 3%, pero aumenta a 12% en el grupo de varones que tienen sexo con otros hombres y a 20% en mujeres trans.

Debido a que el 97 % de los casos de VIH se contraen por la falta de protección durante las relaciones sexuales, Segura hizo un llamado a todas las personas sexualmente activas a que se hagan la prueba lo más pronto posible.

Asimismo, instó a las madres gestantes a someterse a la prueba de VIH como parte de su control prenatal, pues indicó que hoy en día hay tratamientos que disminuyen la posibilidad de que las madres transmitan el virus a sus hijos.

“Las personas deben perder el miedo a realizarse la prueba. El VIH es una infección a la cual se puede dar batalla, pues ahora es considerado una enfermedad crónica, como la diabetes o la hipertensión. Una vez que es diagnosticado si la persona es ordenada, toma sus medicamentos y acude a sus controles, puede tener una vida larga y saludable. Por el contrario, si no lo hace, puede tener más complicaciones”, indicó Segura.

[Perú entre los 10 países que más rápido redujo muertes por sida]

Estadísticas no mejoran

El director ejecutivo de Vía Libre, Robinson Cabello, sostuvo, sin embargo, que en el país cada año se diagnostican entre 2,000 y 3,000 nuevos casos de personas con VIH, con lo cual se demuestra que, pese a los esfuerzos de las autoridades, el trabajo no está dando resultados.

“Los casos no han crecido exponencialmente, pero el hecho de que no disminuyan nos hace ver que todavía hace falta trabajar mucho en la prevención. Lo que se ha hecho hasta el momento es insuficiente”, comentó.

En ese sentido, Cabello refirió que una de las razones de esta problemática es que los métodos de prevención que se han venido difundiendo para el control del VIH (el preservativo y la monogamia) no son eficaces al 100%, por eso ahora se trabaja con métodos combinados, que incluyen la Profilaxis Post Exposición (PPE) o la Píldora de Pre Exposición (PPrE).

La PPE consiste en la administración de un medicamento antirretroviral por cuatro semanas que se puede iniciar hasta 72 horas posteriores a la posible exposición al virus. En tanto, la PPrE es una suerte de anticonceptivo que si se usa de forma consistente puede prevenir la posible infección con VIH.

Este 1 de diciembre el el día de la lucha contra el sida.(AFP)

No obstante, Cabello recalcó que ambos métodos no son recomendados para toda la población, sino que deben usarse solo en población más vulnerable a contraer la infección y ser administrados por especialistas.

De otro lado, el directivo de Vía Libre destacó la directiva de la Organización Mundial de la Salud para que los pacientes diagnosticados con VIH empiecen sus tratamientos de forma inmediata, a diferencia de antes, que se esperaba que la persona presente algún deterioro de su salud para recibir los antirretrovirales.

“Si todas las personas diagnosticadas con VIH empezaran el tratamiento, tal como se ha dispuesto ahora, se podría eliminar el crecimiento de la epidemia, así que ahí se deben orientar todos los esfuerzos”, subrayó.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.