Viernes 31 de octubre del 2014

Última actualización: 07:58 pm

TIEMPO EN LIMA:

19°

COMPRA: $2.9220

VENTA: $2.9240

Además:

Viernes 17 de agosto del 2012 | 10:33

Empresa radiofónica mexicana denunció que gobierno de su país amenazó con quitarle la concesión de la banda 2,5 Ghz si mantenía a crítica periodista. Grupos de izquierda mexicanos expresaron apoyo a MVS.

Reportuit

La izquierda mexicana pidió el jueves que se aclare el conflicto entre el gobierno y el grupo radiofónico MVS después de que este acusara al Ejecutivo de retirarle la concesión de una frecuencia para internet y telefonía móvil en represalia por mantener a la periodista Carmen Aristegui entre sus filas.

“Hacemos un llamado a que los hechos sean total y debidamente aclarados y se actúe en consecuencia”, afirmaron en un comunicado los distintos partidos de la izquierda mexicana reunidos en una cumbre en Acapulco, en el sur del país, según informó AFP.

El Partido de la Revolución Democrática (PRD), el del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano, que asistieron en coalición a la elección presidencial del 1 de julio pasado, consideraron “inaceptable e indigno que cualquier gobierno sea preso de los intereses corporativos de cualquier consorcio”.

No obstante, también calificaron como “inadmisible” que “la autoridad utilice arbitrariamente las herramientas que le da la ley para someter a los particulares, privándolos de sus derechos por no acatar sus pretensiones o designios”.

Por su parte, algunos representantes de la alianza política expresaron su preocupación sobre este conflicto. Marcelo Ebrard, jefe de gobierno de la Ciudad de México, manifestó su preocupación sobre el conflicto. “Está en riesgo la libertad de expresión en México”, declaró el político según consignó la revista mexicana Proceso.

Andrés Manuel López Obrador, excandidato a la presidencia de México por la coalición progresista, expresó su apoyo a Joaquín Vargas, dueño de MVS, a través de su cuenta de Twitter. “En el asunto de MVS le creo a Joaquín Vargas, es un hombre decente, los otros no tienen autoridad moral. Es una canallada más del régimen”, escribió.

HISTORIA DEL CONFLICTO
La semana pasada el gobierno anunció que retiraba al Grupo MVS la concesión de una frecuencia de 2,5 Ghz por haberla subutilizado y porque no quería pagar lo que le pedía como contraprestación.

El dueño del grupo radiofónico MVS, Joaquín Vargas, denunció el miércoles que anteriormente el gobierno le había amenazado con quitarle esa concesión si no despedía a Carmen Aristegui.

Fue después de que ella pidiera que el gobierno aclarara una insinuación que hizo un diputado de la oposición en el sentido de que el presidente Felipe Calderón era alcohólico.

El gobierno rechazó dichas afirmaciones y acusó a Vargas de intentar hacerle “chantaje”.

Aristegui, que en febrero de 2011 fue despedida temporalmente como consecuencia de la queja del gobierno por ese incidente, reiteró este jueves en una conferencia de prensa la postura que expresó entonces de que no tenía por qué pedir disculpas. Agregó que desconocía la supuesta reunión en la que el entonces ministro de Trabajo, Javier Lozano, habría presionado a Vargas.

PUGNA POR LA CONCESIÓN
El Ministerio de Hacienda justificó en un comunicado que el retiro de la concesión a MVS se debió a que sólo ofreció por ella 7.8 millones de dólares en lugar de los 2.036 millones en dólares que solicitaba el gobierno.

“El Estado está obligado a administrar el espectro radioeléctrico con eficiencia y economía y, por ello, tiene el derecho a recibir una contraprestación económica que refleje el valor de mercado de este recurso escaso”, sostuvo en un comunicado.

En una conferencia de prensa realizada el miércoles 15, Joaquín Vargas sostuvo que el retiro de concesiones de banda ancha a su empresa es un acto de venganza. Este es el video que resumen lo expuesto en dicha conferencia.

INCLUYEN A TELEVISA
La cadena Televisa no quedó fuera de este conflicto. MVS asegura, en un comunicado expuesto en su página web, que dicha empresa solicitó a la SCT la no renovación de las conseciones de la empresa de Vargas. “¿No es Televisa la empresa más favorecida por la presente administración?”, se cuestiona en el comunicado.

Finalmente, la empresa en cuestión se deslindó de cualquier responsabilidad o injerencia en los contratos de MVS. A través de su cuenta de Twitter difundió un comunicado en el que afirma que diferendo es entre la empresa y el gobierno.

Estas son algunas reacciones respecto al conflicto entre el gobierno mexicano y MVS.

  • Peru21.pe no se responsabiliza por los comentarios publicados, que son autoría de los usuarios que los firman.
  • Los usuarios asumirán toda responsabilidad frente a terceros por cualquier daño o perjuicio que el contenido de sus comentarios pueda causar, incluyendo responsabilidades de tipo civil, administrativo y/o penal, o infracciones a derechos de autor o de marca, o cualquiera sea su naturaleza.
  • Peru21.pe se reserva el derecho a eliminar los comentarios que se consideren fuera de lugar y/o que puedan atentar contra las políticas internas de la empresa, sin necesidad de comunicación previa al usuario.