22.NOV Sábado, 2014
Última actualización 09:02 pm

LA PORTADA DE HOY

En el Perú hay 65 mil personas con VIH pero la mitad no lo sabe

Compartir:
Además:

El presidente del Poder Judicial, César San Martín, afirmó que una persona que haya hecho uso de la violencia y del genocidio “no puede ser un profesor en una democracia”.

(USI)
(USI)

El presidente del Poder Judicial, César San Martín, consideró “absolutamente razonable” que los maestros sentenciados por terrorismo que recobraron su libertad no vuelvan a enseñar en los colegios.

“Es absolutamente razonable que quien haya hecho de la violencia y del genocidio la forma de actuación y la forma de su conducta no pueda ser un profesor en una democracia”, señaló el también titular de la Corte Suprema.

No obstante, remarcó que es necesario analizar, desde el punto de vista de los derechos, si mediante una ley se puede impedir a una persona ejercer la actividad pública.

San Martín señaló que algo similar ocurre con los sentenciados por corrupción, quienes no deben volver al sector público por una cuestión de principios.

“¿Quién no puede estar de acuerdo en que un corrupto ya no pueda ingresar al servicio público, que un terrorista o un violador ya no pueda volver a enseñar?”, refirió el magistrado al ser consultado sobre la propuesta del Gobierno para declarar la muerte civil de los corruptos.

Mencionó que, de acuerdo a la jurisprudencia internacional, hay cargos que en principio no se pueden desempeñar cuando se cometen delitos realmente graves, como terrorismo, violación o corrupción.

  • Peru21.pe no se responsabiliza por los comentarios publicados, que son autoría de los usuarios que los firman.
  • Los usuarios asumirán toda responsabilidad frente a terceros por cualquier daño o perjuicio que el contenido de sus comentarios pueda causar, incluyendo responsabilidades de tipo civil, administrativo y/o penal, o infracciones a derechos de autor o de marca, o cualquiera sea su naturaleza.
  • Peru21.pe se reserva el derecho a eliminar los comentarios que se consideren fuera de lugar y/o que puedan atentar contra las políticas internas de la empresa, sin necesidad de comunicación previa al usuario.