03.JUL Viernes, 2015
19° Lima
Última actualización 07:18 am
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Entrenados para matar

Compartir:

René Violeta Rivera Altamirano disparó en el pecho a su marido con el arma de este. Habían estado bebiendo licor en su casa de Pachacámac.

La homicida confesó crimen a la Policía. (Canal 5)
La homicida confesó crimen a la Policía. (Canal 5)
  • Compartir

Sus nervios y contradicciones la delataron. René Violeta Rivera Altamirano confesó que asesinó a su esposo usando el arma de este, luego de haber discutido en su vivienda de Pachacámac.

La mujer y su víctima, Víctor Manuel Sarria Castillo, habían estado bebiendo licor antes del trágico hecho. Primero, ella le quitó la pistola y amenazó con suicidarse. Pero luego lo mató de un disparo en el pecho.

Aunque reconoció haber disparado, ella asegura que todo fue accidental. Según su hija, Rivera Altamirano habría cometido el crimen cansada de los abusos físicos y psicológicos que le propinó su marido en los siete años de relación que mantuvieron.

La pareja tuvo dos hijos. El caso ha sido derivado a la Divincri de Villa El Salvador.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.