Además:

Jueves 21 de junio del 2012 | 16:01

Proyecto de Google busca preservar las más de 50 lenguas en esta situación en el territorio nacional.

Reportuit

De los siete mil idiomas que se hablan en el mundo es posible que la mitad no sobreviva el comienzo del próximo siglo. El proyecto ‘Idiomas en Peligro de Extinción’ (Endangered Languages) pretende prevenir este posible panorama al volverse en un lugar donde se pueda encontrar y compartir información sobre estas lenguas en riesgo.

Nuestro país, del que nos jactamos una riqueza cultural incomparable, contiene dentro de sus fronteras más de 50 de estos idiomas en diversos grados de desaparición. Un ejemplo es el ‘cauqui’, una variante del aymara hablado en la costa del que solo 9 hablantes sobrevivían para el 2005.

Si bien este proyecto ha sido iniciado con la colaboración de Google.org y diversas entidades, las que han formado la ‘Alianza para la Diversidad Lingüística’, las riendas del mismo serán pasadas en unos meses a grupos más apropiados para tratar estos temas, como el First Peoples’ Cultural Council (FPCC), The Institute for Language Information and Technology (The LINGUIST List) y la Eastern Michigan University.

Si conoces o perteneces a un grupo que habla un idioma en riesgo, o estás interesado en ayudar en la noble causa de preservar una lengua, puedes entrar a la página web endangeredlanguages.com para recibir asesoramiento. Eso sí, recomendamos saber un poco de inglés.

Vía Ricardo Blanco.

  • Peru21.pe no se responsabiliza por los comentarios publicados, que son autoría de los usuarios que los firman.
  • Los usuarios asumirán toda responsabilidad frente a terceros por cualquier daño o perjuicio que el contenido de sus comentarios pueda causar, incluyendo responsabilidades de tipo civil, administrativo y/o penal, o infracciones a derechos de autor o de marca, o cualquiera sea su naturaleza.
  • Peru21.pe se reserva el derecho a eliminar los comentarios que se consideren fuera de lugar y/o que puedan atentar contra las políticas internas de la empresa, sin necesidad de comunicación previa al usuario.