Viernes 31 de octubre del 2014

Última actualización: 02:28 am

TIEMPO EN LIMA:

17°

COMPRA: $2.9160

VENTA: $2.9200

Además:

Miércoles 29 de febrero del 2012 | 14:19

Los dirigidos por Markarián igualaron en un partido bastante parejo. Yahia convirtió el primero a los 45’ y Pizarro anotó de penal dos minutos después. Hay mucho por mejorar.

Pizarro fue uno de los más activos en el campo. (Depor/CMD)
Pizarro fue uno de los más activos en el campo. (Depor/CMD)

La prueba africana deja más dudas que certezas. La selección peruana no pasó del empate 1-1 frente a Túnez, en un partido amistoso jugado en el país africano, que mostró a dos escuadras bastante parejas.

El marcador lo abrió Yahia, para los locales, en el minuto 45 del primer tiempo, luego de un error de Yotún por la banda izquierda y una desinteligencia con Acasiete. Todo hacía parecer que los de Markarián se iban al descanso con el marcador abajo.

Sin embargo, un minuto después, tras un saque lateral, ‘Cachito’ Ramírez fue trabado dentro del área y el árbitro cobró penal. Claudio Pizarro fue el encargado de ejecutarlo sin problemas.

Ya en el segundo tiempo, hubo ocasiones de gol para ambos equipos. Perú creó las mejores situaciones en los pies de Pizarro y Guerrero, aunque sin contundencia. Las falencias defensivas las que más preocuparon.

Perú alineó con Diego Penny; Roberto Guizasola, Carlos Zambrano, Santiago Acasiete, Yoshimar Yotún; Luis Ramírez, Antonio Gonzales, Rinaldo Cruzado, Juan Manuel Vargas; Claudio Pizarro y Paolo Guerrero.

  • Peru21.pe no se responsabiliza por los comentarios publicados, que son autoría de los usuarios que los firman.
  • Los usuarios asumirán toda responsabilidad frente a terceros por cualquier daño o perjuicio que el contenido de sus comentarios pueda causar, incluyendo responsabilidades de tipo civil, administrativo y/o penal, o infracciones a derechos de autor o de marca, o cualquiera sea su naturaleza.
  • Peru21.pe se reserva el derecho a eliminar los comentarios que se consideren fuera de lugar y/o que puedan atentar contra las políticas internas de la empresa, sin necesidad de comunicación previa al usuario.