28.ENE Miércoles, 2015
24° Lima
Última actualización 09:02 am

LA PORTADA DE HOY

Piden su cabeza

Compartir:
Además:

Las pequeñas, de 8 y 11 años, tomaron casi una botella de aguardiente de caña para curar un fuerte resfriado que las aquejaba. Se les diagnosticó intoxicación alcohólica severa y encefalopatía hipóxica.

Las menores son atendidas en hospital de Essalud. (TV Perú)
Las menores son atendidas en hospital de Essalud. (TV Perú)

Dos niñas quedaron en estado de gravedad luego de ingerir aguardiente de caña para curar un fuerte resfriado que las aquejaba. El hecho ocurrió en Cajamarca.

Las pequeñas, de 8 y 11 años, llamaron a su madre para pedirle que les recomiende algún remedio y curar los efectos de la gripe que tenían. Ella les sugirió que tomen un sorbo del licor que tenía en casa.

Sin embargo, las menores ingirieron casi toda la botella, los que les provocó convulsiones. Su madre las encontró, después de varias horas, casi al borde de la muerte y las trasladó al centro médico Toribio Casanova, en la afueras de la ciudad.

Debido a la gravedad de sus estados de salud, ambas fueron llevadas al hospital de Essalud, donde se les diagnosticó intoxicación alcohólica severa y encefalopatía hipóxica. Ellas se encuentran en la unidad de cuidados intensivos.