Además:

“Empecé en un sótano y ahora exporto a 40 países”

Domingo 12 de febrero del 2012 | 08:25

Liliana Villalobos empezó elaborando mallas de lycra y expandió su negocio hasta tener una producción de 100 mil bikinis al año.

30 mil bikinis exportan por año y el mercado más exigente es Ecuador, Reino Unido y Venezuela. (Rafael Cornejo)
30 mil bikinis exportan por año y el mercado más exigente es Ecuador, Reino Unido y Venezuela. (Rafael Cornejo)

Una visita al Perú en 1988, le cambió la vida a Liliana Villalobos. Mientras esperaba por su residencia de ciudadana norteamericana, se le ocurrió hacer un negocio en Lima.

Lo que nunca imaginó es que estaba fecundando a Applauzi, su empresa que lleva desde 24 años confeccionando bikinis y, desde hace poco, lencería. También creó Aguaclara en 1998 para acceder a los mercados de Europa y América Latina. Ahora ya exporta a 40 países.

“Al comienzo me asocié con una amiga y con un capital de S/.1,000 confeccionamos mallas para gimnasia”, sostiene.

“Como trabajábamos con lycra (tela elástica), decidimos arriesgar en la confección de 100 bikinis, los cuales se vendieron volando en el primer verano de nuestras operaciones. Ahí me convencí del negocio que quería hacer en el futuro”, cuenta.

Su historia empezó desde cero. Liliana recuerda que cortaba telas en una mesa de ping pong y atendía en el sótano de la casa de su madre. Al aumentar su clientela, “nos vimos obligados a buscar un local”.

SIETE TIENDAS
A finales de los 80, Liliana decidió comprar el 50% de su socia y adquirir en EEUU dos cabezales de máquinas de coser.

“Le propuse a mi hermano asociarnos, él era piloto de aviones, y terminó aprendiendo todo sobre el negocio, porque no se trata solo de vender, esa es la parte final de una cadena que empieza en la selva de Perú o Brasil buscando lycra especial que ahora se puede encontrar fácilmente en Gamarra”, relata Liliana.
Pero no todo fue color de rosa, las tiendas por departamento de Lima decidieron en 2008 comprar sus productos textiles directamente a China.

“Nos dejaron de comprar, casi cerramos el negocio. Lo que hicimos fue darle un giro a la propuesta y salimos a exportar. Ahora nuestra producción es de 100 mil bikinis al año y unas 50 mil piezas de lencería, de las cuales el 65% cubre el mercado nacional y un 35% se exporta”, sostiene.

Liliana tiene siete tiendas en Lima, se ha propuesto mantener en 15% el ritmo de crecimiento de sus ventas y también en buscar un socio estratégico para franquiciar sus locales en el exterior, sobre todo en Miami.

DATOS

- Applauzi-Aguaclara tiene tiendas en el Polo, Jockey Plaza, Plaza San Miguel, Aventura Mall del Callao, Dasso y Asia.

- Los precios varían desde S/.159 a S/.249 por set de ropa de baño.

- Mayor informe y catálogos para pedidos en www.aguaclara-swimwear.com.

  • Peru21.pe no se responsabiliza por los comentarios publicados, que son autoría de los usuarios que los firman.
  • Los usuarios asumirán toda responsabilidad frente a terceros por cualquier daño o perjuicio que el contenido de sus comentarios pueda causar, incluyendo responsabilidades de tipo civil, administrativo y/o penal, o infracciones a derechos de autor o de marca, o cualquiera sea su naturaleza.
  • Peru21.pe se reserva el derecho a eliminar los comentarios que se consideren fuera de lugar y/o que puedan atentar contra las políticas internas de la empresa, sin necesidad de comunicación previa al usuario.