Jueves 30 de octubre del 2014

Última actualización: 11:10 pm

TIEMPO EN LIMA:

19°

COMPRA: $2.9160

VENTA: $2.9200

Además:

Sábado 11 de febrero del 2012 | 11:04

Tras anuncio de medidas económicas, griegos salieron a las calles de Atenas en segunda jornada de protestas.

Reportuit
Hoy más de 3 mil 500 personas se reunieron en la plaza Syntagma, en Atenas, frente al edificio del Parlamento griego, para alzar su voz en contra de más medidas de austeridad, luego de que el gobierno aprobó medidas impopulares de recorte en su política económica para obtener fondos de rescate.

El primer ministro, Lucas Papademos, dijo al gobierno de coalición que, de no aceptar los recortes y requerimientos, Grecia estará condenada a la catástrofe. “No podemos permitir que Grecia caiga en moratoria de pagos”, dijo Papademos a su gabinete, según informó Reuters.

La Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) le exigieron al gobierno griego la reducción de costos, pensiones y el recorte de empleos a cambio del rescate financiero.

La jornada empezó con una protesta, llevada a cabo por el frente comunista radical PAME, quienes desplegaron en la Acrópolis de Atenas dos banderolas gigantes para denunciar “la dictadura del monopolio” de UE respecto a Grecia.

Luego de dos días de movilizaciones y desorden en las calles, como registraron algunos testigos, la verdadera gran prueba social se llevará a cabo mañana, cuando el parlamento vote por la adopción del nuevo plan de austeridad. Se convocaron manifestaciones para el domingo frente al Parlamento griego.

  • Peru21.pe no se responsabiliza por los comentarios publicados, que son autoría de los usuarios que los firman.
  • Los usuarios asumirán toda responsabilidad frente a terceros por cualquier daño o perjuicio que el contenido de sus comentarios pueda causar, incluyendo responsabilidades de tipo civil, administrativo y/o penal, o infracciones a derechos de autor o de marca, o cualquiera sea su naturaleza.
  • Peru21.pe se reserva el derecho a eliminar los comentarios que se consideren fuera de lugar y/o que puedan atentar contra las políticas internas de la empresa, sin necesidad de comunicación previa al usuario.