03.MAY Domingo, 2015
20° Lima
Última actualización 10:41 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

En la mira por caso Orellana

Compartir:

Necropsia practicada a cuerpo del universitario también revela que este comió, por lo menos, ocho horas antes de su muerte.

Salen a la luz detalles de la necropsia. (USI/F. Latina)
Salen a la luz detalles de la necropsia. (USI/F. Latina)

Salieron a la luz detalles del protocolo de necropsia realizado al cuerpo del estudiante Ciro Castillo Rojo, fallecido en el valle del Colca. Lo más saltante fue el hallazgo de restos de comida en su estómago y de cabellos que no son de él ni de su compañera de viaje, Rosario Ponce.

En las pruebas tricológicas (en las que se comparan cabellos) se hallaron 50 muestras humanas en la ropa y piel del universitario que no corresponden a Ponce López, entre ellas hay algunas de canas, reveló un informe del programa Punto Final.

El doctor David Ruiz Vela, de la Sociedad Peruana de Medicina Legal, comentó en el programa este detalle: el primero, que la muestra de cabellos de Ponce fue “mal tomada” porque solo se extrajo tejido capilar de su cabeza y, segundo, que es posible que los pelos hallados corresponden a los lugares por donde se desplazó el muchacho.

Respecto a que el estómago de Castillo-Rojo no estaba vacío, subrayó que este tenía escaso contenido, pero que “debió haber comido algo en las últimas ocho horas” previas a su muerte. Cabe recordar que Ponce manifestó que ella y su compañero no habían comido durante varios días antes de separarse.

En el documento también se menciona que el joven tenía en su bolsillo una envoltura de golosinas con una hierba, que no se identifica.

Según el reportaje, la fiscal Rosario Lozada habría solicitado que se realicen pruebas tricológicas a cabellos de Efraín Matos, Carlos Abad (padre del hijo de Rosario), Carlos Abad Poggi (abuelo paterno del hijo de Rosario), Christian Tataje, Eloy Cacya y Tito Lupa.