02.AGO Domingo, 2015
18° Lima
Última actualización 09:19 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Vuelve Tía María

Compartir:

En Pink, su tienda de accesorios para la mujer, Melissa Yep afirma que más que ofrecer productos transmite un estilo.

Empezó con un pequeño puesto en el Mercado Central. Ya tiene seis tiendas. (Rafael Cornejo)
Empezó con un pequeño puesto en el Mercado Central. Ya tiene seis tiendas. (Rafael Cornejo)
  • Compartir

Alicce Cabanillas
@alicce en Twitter

“Los mostradores de la galería de mi padres eran más grandes que yo, pero ahí estaba, en medio de todo el movimiento del negocio, curioseando, absorbiendo y aprendiendo”, recuerda Melissa Yep.

HERENCIA FAMILIAR
Sus abuelos, que vinieron de China, son los fundadores de tiendas Ferco, concurrido punto de venta mayorista en el Mercado Central en el que comercializan artículos para el hogar, juguetes, vestuario y adornos navideños.

La mayoría son importados del gigante asiático, Estados Unidos y el Oriente, anota Melissa, mientras rememora los viajes que hizo acompañando a su madre a realizar el contacto con las fábricas.

“Desde chica supe que debía trabajar para aprender”, anota. Fue así que tras estudiar y laborar en EE.UU., decidió volver al Perú para, junto a su hermano Carlos, empezar algo propio: Pink, una tienda especializada en accesorios para la mujer, que hoy ya tiene seis locales, cuatro en centros comerciales de Lima, uno en Arequipa y otro en el Mercado Central.

DE CERO
“Volvimos por que vimos que en el país había potencial. Además, la idea de estar afuera era conocer, tener otra visión, equivocarnos y hacerlo mejor”, sostiene Melissa.

Sin embargo, pese a que contaban con el respaldo financiero de sus padres no les fue fácil forjar su marca propia. Conocían desde pequeños el negocio mayorista, pero no tenían experiencia en venta directa al consumidor en el mundo del retail moderno.

“Por eso comenzamos con un corner en la calle Capón, en el Mercado Central”, comenta Melissa. ¿Por qué dedicarse a la bisutería? “Pudimos vender juguetes, pero nos dimos cuenta que faltaba una marca de accesorios moderna, atrevida, que acompañe a la mujer en todas las etapas de su vida”, afirma.

La competencia es fuerte (Do it, Glitter, entre otras), pero Melissa asegura que la acogida de Pink radica en la experiencia que ofrece al momento de la compra.
“Nuestros locales tienen un diseño muy acogedor, ponemos música especial y contamos con asesoras para ayudar a nuestras clientes a encontrar lo que buscan”, finaliza.

DATOS

- El primer centro comercial que les abrió las puertas fue Plaza Norte en Independencia.

- Para ingresar a Mega Plaza, una junta tuvo que aprobar su marca.

- En enero, lanzarán Pink Collection, línea de accesorios de plata hechos solo en Perú.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.